domingo, 28 de octubre de 2018

Need for Speed Payback, o qué difícil es ajustar la dificultad

Tras desilusionarme con el Need for Speed ProStreet y Shift, intenté darle una oportunidad al Need for Speed Undercover. No hubo caso. La magia de los Underground, Most Wanted y Carbon había desaparecido completamente.

El formato de misiones atentaba contra la exploración, las carreras y las persecuciones. Los guiones sobreproducidos eran inentendibles, e interrumpían la jugabilidad. Me di por derrotado, y decidí ignorar la continuación de la saga.

Cinco años después, volví a jugar a un Need for Speed. Con un año de atraso, conseguí el Payback y me lo di vuelta.

- o -

La trama tiene un gancho interesante, aunque tampoco se la aprovecha del todo. Me sorprendió enormemente la chipa de los diálogos, generalmente ignorables en un juego de carreras. En este caso realmente vale la pena escuchar a los personajes conversar entre sí, a menudo de manera ridícula.

La física del juego me gustó mucho. Los saltos son muy exagerados, similares al San Francisco Rush (o al NFS 2), pero sirven para entretener. Hay una variedad de disciplinas razonable, aunque el formato de carreras contrarreloj con policías no funciona. La gracia de los policías es chocarlos y evadirlos - tratar de llegar a meta a tiempo no encaja bien.

La gama de autos no se aprovecha del todo, porque basta con tunear cualquier auto para subir de categoría. Ojalá las distintas carreras hubieran exigido modelos distintos: hatchbacks europeos vs cupés japonesas, superdeportivos italianos vs alemanes, etc.

- o -

Precisamente, el juego tiene un gravísimo error de diseño por este motivo. Cada carrera tiene un nivel de performance fijo, pero uno puede participar con cualquier auto. Por lo tanto, triunfar en la carrera es demasiado difícil o fácil, según qué tan tuneado esté el auto, lo cual es muy frustrante.

En juegos como el Dirt, el jugador sabe que la carrera será competitiva sin importar el auto que se elija. Uno elige el auto más lindo y sale a correr. No es el caso del NFS Payback. Para que la carreras sean disfrutables, uno tiene que tener el cuidado de no excederse con la preparación del auto.

Ya había vivido esto con el Gran Turismo 4. Me cuesta creer que haya pasado más de una década y sigan haciendo juegos de carrera con el mismo problema, en especial cuando otros aspectos del juego son sobresalientes.

Como sea, a quemar gomas y rajar p'al monte.

sábado, 13 de enero de 2018

¿Y cómo andan las cosas?

¿Las calles? Cada vez destruidas.
¿Y las veredas? Cada vez más sucias.

¿La energía? Cada vez más cara.
¿Y la comida? Cada vez más artificial.

- o -

¿La educación? Cada vez más retrógrada.
¿Y los asentamientos? Cada vez más inhumanos.

¿La violencia? Cada vez más crueldad.
¿Y los delincuentes? Cada vez más narcobarrios.

¿Los trabajadores? Cada vez más gente vive de arriba.
¿Y los innovadores? Cada vez más combatidos.

- o -

¿El estado? Cada vez más achanchado.
¿Y los impuestos? Cada vez más despilfarro.

¿Los políticos? Cada vez más escandalosos.
¿Y los sindicalistas? Cada vez más más conflictivos.

¿Los corruptos? Cada vez más impunes.
¿Y los honestos? Cada vez más perseguidos.

- o -

¿Los jóvenes? Cada vez más abandonados.
¿Y los viejos? Cada vez más olvidados.

¿El pasado? Cada vez más desdibujado.
¿Y el futuro? Cada vez más temido.

- o -

¿Y qué hacemos?
¿Miramos de costado, o nos remangamos?

domingo, 13 de agosto de 2017

Donald Trump, ¿descerebrado o maestro?

Venezuela está hace tiempo en crisis política. Nicolás Maduro sigue dando un golpe de estado en cámara lenta, y buena parte de la izquierda latinoamericana apoya el régimen.

La oposición hace todo lo posible para detener a Maduro, y varios partidos de otros países latinoamericanos los han apoyado.

Maduro sigue firme y argumenta que la "derecha" nacional e internacional es golpista y apoya un golpe de estado. Evidentemente es una idea muy minoritaria, incluso en la oposición venezolana, pero de alguna manera le ha funcionado para mantenerse en el poder.

- o -

Desde que Donald Trump se presentó como candidato presidencial por el Partido Republicano, mi rechazo a su figura no ha parado de crecer. Cada día realiza declaraciones y acciones políticas absolutamente nefastas, mostrando ser un total descerebrado.

Entre sus numerosas características resaltantes, Trump se caracteriza por su absolutísima ignorancia sobre política internacional. Por ejemplo, ha abandonado a la Unión Europea, histórica aliada de Estados Unidos, y ha amenazado a Corea del Norte con nada menos que iniciar una guerra nuclear. El belicista George W. Bush parece un bebito sin dientes al lado de esta bestia terrorífica.

Siguiendo con semejante collar de perlas negras, Trump amenazó directamente con invadir militarmente a Venezuela. Lleva tantas barbaridades que llama poco la atención, pero igual es una acción repudiable.

- o -

De manera unánime, los políticos latinoamericanos rechazaron las declaraciones de Trump. Hernando Capriles, Michel Temer, Juan Manuel Santos, Evo Morales... nadie falta.

Es que obviamente ningún latinoamericano aceptaría pasivamente que Estados Unidos invadiera cualquiera de nuestros países, por ningún motivo, por más opositor que sea.

Como la oposición a Maduro se opuso a la invasión militar, se debilita la postura de que la derecha latinoamericana es golpista. La oposición demostró que pretende reestablecer la democracia en Venezuela de manera pacífica, sin intervención extranjera, lo que le da mayor legitimidad.

Entonces, ¿todo esto fue una jugada maestra de Trump?

En términos ajedrecísticos, Trump sacrificó su posición, mostrándose autoritario e militarista, beneficiando la posición de los opositores de Maduro. ¡Es todo un genio...!

¿...o simplemente Trump es tan estúpido que hace amenazas militares sin darse cuenta de los efectos que generan, sean positivos o negativos?

Es difícil darse cuenta. Como sea, no hay mal que por bien no venga.

domingo, 30 de julio de 2017

Motorball Derby, lanzamiento oficial

Estimados jugadores de todo el mundo, NaBUrean Prodooktionz presenta con gran orgullo el Motorball Derby, un videojuego motorizado de pelota, pero sin cohetes.

Ya lo hemos presentado en esta bitácora, pero ahora anunciamos que está disponible para descargar en Itch.io.

¿Qué esperás, a que caiga una pelota del cielo? ¡A jugar se ha dicho!

sábado, 17 de junio de 2017

La colección autitista

En un capítulo de la sitcom Caroline in the City, la protagonista está borracha y no puede realizar la tira cómica para el diario. Sus vecinos deciden cumplir con su trabajo con la siguiente historia:

Una mujer entra a una casa de zapatos.
Después de dar muchas vueltas, elige tres pares muy lindos.
El cajero le dice que la tarjeta rebotó por exceder el límite.
Ella dice: ¡No puede ser, si no tengo suficientes zapatos!

En mi caso, estoy muy lejos de tener todos los autitos que quisiera. También es cierto que mi tarjeta está lejos de rebotar. Probablemente sea porque sigo una regla que muy pocos coleccionistas son capaces de respetar: sólo colecciono los autitos que me gustan.

Como sea, mi colección de autitos es bastante completa, se las muestro:

IndyCar

Hace un mes conseguí cuatro Dallara DW12 de Penske. No encontré de Penske Truck Rental, pero sí de Pennzoil, AAA y Verizon. Tampoco conseguí un Ganassi de Target. Ya hace bastante tiempo que conseguí el Dallara IR-05 de homenaje a Dan Wheldon.


Sport prototipos y gran turismos

Estás casi todas las marcas importantes: BMW, Ford, Chevrolet, Ferrari, Lotus, Caterham, Porsche, Lamborghini, Mercedes, Aston Martin.

Me falta una buena Ferrari de Le Mans, y un McLaren F1.


Rally

Tengo cinco autos de la colección Dakar, varios Ford, varios Red Bull y más. Me falta conseguir los Lancia Delta y Ford Focus con decoración de Martini. Encontrar un Mitsubishi Lancer de Gustavo Trelles sería la frutilla de la torta.


Deportivos japoneses

El trío de Honda, Nissan y Toyota está bien representado, al igual que Mitsubishi y Mazda (los Subaru está en otras fotos). Quisiera conseguir algún Super GT, en particular el Toyota Supra de Castrol y el Nissan GT-R R35 de Nismo.


Deportivos estadounidenses

El acero de Detroit pisa fuerte en mi colección, de hecho tengo demasiados. En cambio, no tengo ningún Nascar, ya que en Indianápolis no pude conseguir el Chevrolet multicolor de Jeff Gordon, ni el Ford amarillo de Joey Logano.


Deportivos italianos

Las Ferrari no pueden faltar, y tengo varias Lamborghini y Alfa Romeo. Lamentablemente, la 430 Scuderia que conseguí es gris, no roja. De todas manera, tengo la auténtica LaFerrari roja en escala 1/24, así que no tengo nada de qué quejarme.


Hatchbacks

Hay una mezcla variopinta en esta sección. El fitito Abarth 595 brilla con luz propia. Todavía no pude conseguir el nuevo Mini en rojo, me boludeé cuando Hot Wheels los vendía. El que será una odisea encontrar es el Volkswagen Gol, sea el AB9 o el NF.


Fantasía

De todo como en botica: Volver al Futuro, James Bond, Rápido y Furioso, Mario, Cars, Cupido Motorizado, Initial D. La joyita de esta sección es el Honda S2000 de Suki.

No tengo naves espaciales de Star Wars ni Star Trek. Evidentemente no marcaron mi infancia.


Bonus track

Como conté en estos dos artículos, el Autito 666: Camino al Infierno cuenta con muchos de mis autos favoritos. Casi todos los tengo a escala, salvo obviedades como el Vedette y el Majito.


lunes, 27 de marzo de 2017

Ruedas y palos

Unos van para adelante,
y otros van para atrás.

Unos ponen lo mejor de sí,
y otros hacen la plancha.

Unos plantean problemas,
y otros arman problemas.

Unos piensan ideas,
y otros critican toda idea.

Unos buscan acuerdos,
y otros generan conflictos.

Unos impulsan proyectos,
y otros trancan proyectos.

Unos imaginan el futuro,
y otros temen el futuro.

Unos recuerdan el pasado,
y otros viven en el pasado.

Unos intentan aunque fracasen,
y otros intentan que los demás fracasen.

Unos ayudan a los demás,
y otros se aprovechan de los demás.

Cuando haya que decidir,
elijamos los primeros.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Motorball Derby, todo un debut

El Motorball Derby es un juego que fusiona los deportes de pelota y los motores. Los jugadores deben conducir automóviles para golpear la pelota y anotar goles - sin faltas, sin botón de patear, sin cohetes.

Este proyecto, que comenzó en diciembre de 2015, es el más ambicioso en la rica historia de NaBUrean Prodooktionz. Es el primer juego con gráficos tridimensionales y el primero con modo multijugador en red.

Es el primer juego que presentamos al Concurso Uruguayo de Videojuegos desde el ReVerSerers de 2011. Y además es nuestro primer proyecto comercial, ya que a fines de octubre lo presentamos en el portal Steam Greenlight.

Es difícil pelear el voto público frente al poder mediático de las grandes distribuidoras, mientras que nuestro generoso presupuesto se utiliza para llenar nuestras oficinas de pósters, muñecos y juguetes kawaii. De todas maneras, seguiremos trabajando para poder lanzar comercialmente el juego.


Este martes 13 es la entrega de premios del concurso, como broche de oro de la conferencia Gamelab. No quedamos entre los nominados, pero iremos a ganarnos la gente. Como siempre, el alma pronuncia nuestro voto: sabremos cumplir.

Y si no lo logramos, al menos podemos abrazar nuestras almohadas dakimakura y nuestras pelotas de peluche.

viernes, 22 de julio de 2016

Humor con filtro

El Ministerio de Desarrollo Social y la Intendencia de Canelones lanzaron el concurso "¿Y si nos reímos de otra cosa?", que premiará a espectáculos escénicos que "nos den señales claras de que podemos reírnos sin discriminar".

Los cuatro criterios de evaluación son humor, adecuación al tema (no discriminación), creatividad y originalidad. Los ganadores presentarán el espectáculo en distintas localidades de Canelones.

- o -

La descripción encaja con el concepto de humor blanco o de salón, en el que se intenta hacer reír sin ofender ni escandalizar a los espectadores. Lo opuesto es el humor verde, que precisamente intenta generar repulsión en el espectador a través de la vulgaridad. Y está el humor negro, que trata de temas trágicos como la muerte, la enfermedad y la violencia, sea con fines humorísticos o críticos.

El humor es un tema de gustos. Claramente hay formas de humor que me gustan más de otras. Incluso dentro de un mismo subgénero hay obras que me gustan y otras que no.

Como las demás expresiones artísticas, el humor puede tener varios fines, entre ellos el entretenimiento, la educación y la crítica. En todo caso, la interpretación pasa por el espectador. Una misma obra se puede interpretar como obscena, crítica, tonta o ejemplarizante.

De hecho, la dupla argentina Peter Capusotto se especializa en recorrer las fronteras del humor, tropezando y haciendo eses de manera impredecible.

- o -

Al organizar el concurso "¿Y si nos reímos de otra cosa?", el gobierno del Frente Amplio pretende enseñarnos a reírnos sin discriminar. Algunos dirán que es bueno promover el humor sano, otros dirán es una acción ejemplarizante o totalitaria.

Eliminar todo tipo de discriminación seguramente motive a los participantes a evitar toda frase vulgar o agresiva. Los espectáculos ganadores seguramente serán un entretenimiento alegre y divertido para toda la familia.

Sin embargo, temo que las reglas harán que los participantes eviten todo tipo de crítica social. Nada de ironizar con el egoísmo, la corrupción, la falta de solidaridad, la pobreza, la injusticia o los grandes problemas de la sociedad. El humor que toca esos problemas seguramente se interprete como discriminatorio o agresivo, y pierda puntos del jurado.

A menos que el jurado apruebe burlarse de quienes sean señalados como responsables de los problemas sociales, en cuyo caso burlarse de ellos sería aceptado como un acto de justicia poética.

- o -

Por cierto, las bases tienen frases absolutamente ilegibles:

"Existirá una instancia de devolución a los concursantes que hayan sido eliminadxs en la instancia de evaluación, comprometiéndose sus miembrxs a guardar absoluta reserva sobres sus decisiones.

En caso de empate, el/los o la/as participante/s con mayor puntuación en la categoría “adecuación al tema” será Ganador del Premio correspondiente. En caso de que siga habiendo una situación de empate, e/los o la/las participante/s con mayor puntuación en la categoría de “creatividad” ganará el Premio.

El incumplimiento de todo lo aquí previsto resultará en la descalificación del Ganador/a o Ganadores/as, y un/a Ganador/a sustitutx será elegido."

Ya escribí un artículo sobre mi oposición a la distinción entre varones y mujeres, que genera división en vez de integración. Destaco en particular lo extraño de la frase "sus miembrxs", como si existiera la palabra "miembras".