domingo, 23 de septiembre de 2012

De vuelta al colegio

Elegir un presidente entre un puñado de candidatos me incomoda mucho. Uno sabrá de economía pero no de temas sociales. Otro será capacitado en temas de seguridad e inepto en salud. Alguno coincidirá conmigo en educación y será opuesto a mí en temas ambientales. Lo mismo me pasa con los parlamentarios: tal sector me gusta más para un tema y tal para otro.

Tengo ganas de dividir mi voto. Quiero poder elegir uno a uno, tema por tema. En vez de tener un presidente que decida por sí todos los ministros, que haya un colegiado donde cada integrante sea responsable de cierta área y los ciudadanos los elijan individualmente. Que haya varios subparlamentos de 20 ó 30 personas, cada uno con especialistas de cada tema, y que se voten con listas separadas.

Propongo cinco áreas amplias pero bien definidas:
o- Sociedad: salud, educación, integración, familia, vivienda, espectáculos, festivales.
o- Economía: agropecuiaria, industria, servicios, investigación, transporte, energía, telecomunicaciones, finanzas.
o- Seguridad: policía, defensa, emergencias.
o- Relaciones exteriores: alianzas, tratados, disputas.
o- Territorio: medio ambiente, espacios públicos, urbanismo.

¿Es mucho pedir que vuelva el colegiado ejecutivo? ¿Es tan diparatado pensar en cinco subparlamentos donde cada uno sabe lo que está votando? Quisiera pensar que otra gente piensa como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada