miércoles, 1 de octubre de 2014

La economía del futuro

La ciencia está progresando más rápido que nunca. Cada año el conocimiento de la humanidad crece a tasas cada vez más altas. Esto influye enormemente en la economía: las empresas y los trabajadores tienen que actualizarse cada vez más rápido, o quedarán fuera del mercado.

Antes uno podía trabajar toda la vida con lo aprendido en el liceo o la universidad. Ahora hay que aprender continuamente para mantenerse actualizado. Antes uno debía memorizar un montón de cosas para poder resolver problemas. Ahora uno puede fijarse en internet cómo era lo que uno aprendió antes o buscar una solución desconocida.

La economía cambia cada año. Lo que ayer era futurología, hoy es moda, mañana será esencial y pasado mañana habrá sido olvidado.  Ya no hay máquinas de escribir, por lo que ya no hay mecanógrafos. Ahora hay redes sociales digitales, por lo que ahora hay administradores de comunidades.

Creo que estamos muy lejos de que el desarrollo tecnológico genere desempleo masivo (como se plantea en este video). Pienso simplemente que las personas se precisarán para tareas distintas a las de antes.

- o -

Cuando los políticos hablan de sus propuestas de economía, generalmente hablan de macroeconomía, energía, transporte, y eventualmente que hay que invertir más en el sector de ciencia y tecnología.

Pienso que en los políticos se olvidan de que la tecnología afecta a toda la economía. El agro, la construcción y los bancos son muy distintos a un par de décadas atrás. El transporte cambiará enormemente con los vehículos autónomos. Lo mismo pasará con comercios y restaurantes.

Para que un país se pueda desarrollar con igualdad, no basta con que el gobierno ayude a las empresas a desarrollarse tecnológicamente, hay que educar a la gente al mundo que vendrá. Y hablo de los niños pero también de los adultos, porque el progreso tecnológico ya empezó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada