domingo, 11 de enero de 2009

Insuperables

Según cuenta Car Magazine, al periodista L.J.K. Setright le resultaba insuficiente describir al Lamborghini Miura como un simple deportivo de altas prestaciones, así que acuñó la palabra ''supercar'' (automóvil superdeportivo). Se supone que es la máxima expresión de los automóviles deportivos.

Por supuesto, periodistas y fierreros han pasado desde entonces discutiendo qué es un superdeportivo y cuáles modelos lo son. Mi definición es ésta: un superdeportivo es un automóvil deportivo con prestaciones descomunales, diseño radical y características exclusivas.

Detallo punto por punto:
o- Un superdeportivo debe tener carrocería cupé o descapotable; los sedanes, hatchbacks, todoterrenos y pickups pueden ser estúpidamente rápidos pero jamás superdeportivos.
o- Un superdeportivo debe ser extremadamente potente y liviano; se logra con cilindradas altas, sistemas de sobrealimentación varios y materiales exóticos para aligerar el conjunto. En este sentido, un GT-R o un SLR McLaren son demasiado pesados para ser superdeportivos. Lo más común es colocar el motor en posición central trasera, aunque no estoy seguro de que este factor sea excluyente.
o- Un superdeportivo debe tener un diseño claramente diferenciable del resto de los mortales. Si a un primer vistazo no parece un bicho raro, no es un superdeportivo. La "belleza" no juega rol alguno en este etiquetado.
o- Deben existir como máximo cientos de unidades de un modelo para ser clasificado como superdeportivo. Está expresamente prohibido ser una versión especial de un modelo de gran producción. Por otro lado, el precio debe ser exorbitante. Para tirar una cifra, digamos medio millón de euros/dólares antes de impuestos.

Sé que ustedes quieren fotos, así que cortemos con la payasada y acá van. No les voy a hacer esperar más del tiempo que les lleve leer esta frase de relleno:
o- Porsche Carrera GT: se fabricaron más de mil unidades. Pero es producto de un fallido bólido de Le Mans, así que se salva de la guillotina.
o- McLaren F1: es el auto más rápido del Need for Speed 2. Pintura naranja obligatoria.
o- Ferrari F50: no anda tan rápido como el McLaren F1 (en el juego), pero su pinta de Fórmula 1 me fuerza a ponerlo en la lista. Ta, su pintura rosso corsa también.
o- Lamborghini Reventón: p'al que quería exclusividad, dos platos: existirán veinte unidades. Perfecto para cazar al planchaje.
o- Pagani Zonda: es el único que recuerdo haber visto en persona (hotel Conrad de Punta del Este). Bueno, creo haber avistado ahí también un Lamborghini, pero no sé cual habrá sido. Tampoco cuenta un Countach hecho en Uruguay sobre el chasis de un Escarabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada