lunes, 1 de abril de 2013

Paintitistmo II: retoques de diseño

Cada vez que salen las primeras fotos (o recreaciones) de un auto nuevo, enseguida siento ese amor, indiferencia u odio por su diseño exterior. Enseguida me doy cuenta si voy a adorarlo toda mi vida, si voy a mirarlo sin mayor interés, o si voy a evitar volver e enfocarlo para no desgarrarme de dolor.

A veces tengo sentimientos encontrados. La trompa puede ser interesante pero la cola deforme. En otros casos, todo un diseño original queda arruinado por un detalle menor que fácilmente podrían haber corregido. En esta segunda entrega de la saga Paintitismo, voy a proponer tres retoques a modelos recientes.

- o -

Chevrolet Sonic

La trompa del Sonic es muy atractiva, pero ese moño pegado a la matrícula arruina el equilibrio. Colocándola como corresponde en el medio de la parrilla, el auto queda muchísimo mejor.


- o -

Citroën C4 Picasso II

Acaban de publicar las primeras fotos de la segunda generación del C4 Picasso. La parrilla tiene una elegancia que hace mucho que no se veía en un Citroën, aunque algunos se destacan por su agresividad. Pero eligieron ponerle unos faros dobles horrendos, cuando podrían haber optado por unos refinados.


- o -

Renault Symbol III

El primer Logan es noventoso, y realmente poco interesante. La segunda generación tiene un ideño bastante más simpático, aunque la parrilla sigue sin resultar interesante.  En vez de lanzar un Renault Logan II, la marca decidió usar el nombre Symbol, que se había usado para denominar a la versión sedán del Renault Clio II y una evolución espantosa.

Este Symbol III tiene detalles mejorados con respecto al Logan II. Uno de ellos es la parrilla, que tiene un rombo bien grande. Pero alrededor de éste, la parrilla es bastante desproporcionada. Así hubiera quedado muchísimo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada