domingo, 29 de mayo de 2011

Última curva

Cumplí años, vi al Barcelona ganar aplastantemente la Liga de Campeones de la UEFA, escuché a Nacional ganar el Torneo Clausura goleando a su próximo rival para la final del campeonato, y vi a Sebastian Vettel coronarse como grande del automovilismo mundial al ganar el Gran Premio de Mónaco. Todo esto y alguna cosa más pasó en esta semana extremadamente autitista.

Pero las palmas, la corona de laureles, la leche, un palo verde y el Baby Borg se los lleva Daniel Wheldon, el británico que ganó las 500 Millas de Indianápolis por segunda vez de manera aún más histórica que en 2005. Basta ver el video y pensar que antes tuvo que superar tres horas de carrera, una semana de entrenamientos y medio año sin correr. ¡Que los cumplas muy feliz, Indianápolis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada