domingo, 16 de mayo de 2010

Mayo, el mes autitista

Además de ser todas carreras clásicas de automovilismo, el Gran Premio de Mónaco, las 500 Millas de Indianápolis, los 1000 km de Spa-Francorchamps, las 600 Millas de Charlotte, el Gran Premio de Pau y las 24 Horas de Nürburgring tienen en común que se diputan en mayo, o más precisamente entre principios de mayo y principios de junio. La densidad autitista de mayo es mucho mayor que en cualquier otro mes. Definitivamente, éste es mi mes.

Este selecto grupo representa casi todas las catedrales del automovilismo mundial. Las Speedweeks de Daytona ocupan todo el mes de febrero; las 24 Horas de Le Mans son la tercera semana de junio; Monza mantiene su Gran Premio de Italia de Fórmula 1 en setiembre pero perdió su carrera de 1000 km que solía disputarse abril; Silverstone recibe a la Fórmula 1 en julio y los 1000 km han ido variando de fecha (hoy andan por setiembre); y Suzuka tiene su Gran Premio de Japón de Fórmula 1 en octubre. Dentro del rally casi no hay época que se respete, salvo el Rally de Monte Carlo en enero, el Rally de Suecia en febrero y el Rally de Finlandia a principios de agosto, y mayo está despejado de clásicos.

Algunas de las carreras de este mes están venidas a menos. Otras directamente desaparecieron, como el Gran Premio de Pau este año. La mayoría sigue conservando prestigio y deslumbrando tanto a fanáticos como a espectadores casuales. ¡Larga vida al mes de mayo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada