miércoles, 17 de junio de 2009

Cerrado por cambio de dueño, vuelva en ocho meses

Varios parlamentarios de los partidos tradicionales se han manifestado en contra de ciertos nuevos proyectos de ley. Pero en vez de argumentar en contra de ellos, proponen esperar a que asuma el nuevo parlamento (en febrero del año que viene), y recién entonces volver a discutirlos. La razón es obvia: difícilmente el Frente Amplio vuelva a tener la mayoría absoluta de las bancas, y posiblemente la consigan ellos mismos.

Su propuesta genera un efecto de fondo gravísimo: bloquear todo avance legislativo en el país durante dos tercios de año. Al largar la chancleta, tumbarse en la reposera, cazar el mate y ver cómo el mundo se nos aleja cada vez más, estos parlamentarios proponen en verdad dejar retroceder al país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada