sábado, 24 de julio de 2010

Lola mento

Alpiste, perdiste, fuiste fuiste. Y me puse muy triste porque Lola perdió la licitación para proveer de chasis a la IndyCar a partir de 2012. Cualquiera podrá vestirla de seda, pero la mona queda: Dallara seguirá siendo proveedora única de chasis el próximo lustro, y los equipos podrán diseñar la carrocería y comprar diseños de otras empresas.

El modelo presentado por Lola era perfecto. El de Dallara no me atrae demasiado, tiene rasgos de sport prototipo en la parte trasera y los pontones lo asemejan al Delta Wing de combate. Al menos desaparecerá ese morro horrendo, y volverán los motores turboalimentados de baja cilindrada.

Lola perdedor



Dallara viejo (arriba) y nuevo (abajo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada