martes, 27 de julio de 2010

Quién lo diría: la orden altera el resultado (GP de Alemania de 2010)

365 días atrás, Felipe Massa se lesionó gravísimamente durante la práctica del Gran Premio de Hungría. Ayer estuvo muy cerca de retornar a lo más alto del podio en el Gran Premio de Alemania, pero debió cederle el puesto a su compañero ferrarista Fernando Alonso, que venía más rápido que él, para evitar que éste fuera sobrepasado por uno de sus rivales en la pelea por el título, Sebastian Vettel de Red Bull.

La cuestión es que el ingeniero de pista de Massa le dijo "Alonso es más rápido que vos. ¿Podés confirmar que entendiste el mensaje?", Massa aceleró lentamente de la Horquilla de Hockenheim para dejarlo pasar, y el ingeniero completó diciéndole "Ok, compañero, buen chico. Seguí con él. Perdón". Si esto no es una orden de equipo, ¿¿¿qué es???

Claro que las palabras iniciales fueron bastante bien elegidas (*1), y Ferrari puede argumentar astutamente que no hubo orden sino información. Es lógico que el equipo prefiera cambiar el orden de llegada para que Alonso esté mejor defendido y sume más puntos, y me parece bien que sea así. Pero el hecho es que dar órdenes está prohibido y la hubo: Ferrari fue multada y podría recibir sanciones mayores. No me disgustaría demasiado que perdiera los 43 puntos en el campeonato de constructores por el 1-2, pero sí que descalificaran a los pilotos o les quitaran puntos, porque la infracción fue de equipo y no de piloto. Eso sí, estoy empezando a dudar si esta norma es adecuada.

¿Y por qué este artículo pertenece a "Quién lo diría"? Porque alguien dijo "yo habría hecho exactamente lo mismo si estuviera en su situación. En definitiva, ¿para qué estamos acá? Estamos peleando por un campeonato." Varios pilotos estuvieron en la misma situación que Massa, sin ir más lejos el propio Rubens Barrichello, también brasilero y también pilotando para Ferrari.

Sin embargo, quien declaró eso fue el beneficiario de las órdenes de equipo de Ferrari en innumerables ocasiones: nada menos que Michael Schumacher. Que haya defendido así a Ferrari y diga que podría ser un fiel segundo piloto, cuando no lo ha sido en más de 15 años, me hace creer que su declaración se ajusta al contrato espiritual de por vida que lo une con Maranello.

(*1: La disculpa fue una macana mayúscula, y en vez de "mensaje" yo le habría dicho "dato".)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada