martes, 9 de diciembre de 2008

A la vuelta de la esquina: GP de Punta del Este de 2008 (digerido)

Salvo por la inmensa cantidad de neutralizaciones de carrera, quienes la vimos por la pantalla chica la pasamos bien. En cambio, los pilotos de ambas categorías (Turismo Competición 2000 y Fórmula Renault Argentina) quedaron aterrados por la alta velocidad y la escasez de escapes en ciertas curvas del trazado puntaesteño. El día domingo se despistaron cuatro autos distintos en el curvón que había mencionado en la previa (y que resultó más lento de lo que imaginaba), incluyendo un terrible golpazo de Kevin Icardi.

La frenada del sur quedó menos fuerte de lo que esperaba; un piloto de la AUVO me comentó que la viborita después del curvón forzaba a los corredores a soltar el acelerador. También me equivoqué al creer que la horquilla norte sería un buen lugar para sobrepasos. Sentado en una bicicleta, la entrada a la curva me pareció lo bastante ancha. En las carreras, al piloto de adelante le bastaba con colocarse en el centro de la calzada para evitar que los rivales metiesen la trompa.

¿Habrá que sacar la extensión norte para el año que viene? Lo único que importa es que agreguen muros flexibles y alisen canteros para aumentar las zonas de escape. Bueno, y que no agreguen el tortuoso mixto de 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada