jueves, 26 de marzo de 2009

El último apretón de tuerca: AUVo 2009

Este fin de semana se disputará la primera fecha de los Campeonatos Nacionales de Automovilismo en Pista de la Asociación Uruguaya de Volantes (*1). Tras varios años de emisión por televisión abierta, a partir de esta temporada se transmitirá por VTV. Sabiendo que el fútbol tiene más prioridad que cualquier otra cosa, no deberíamos sorprendernos si las carreras comienzan a transmitirse en diferido en horarios aleatorios o incluso resumidas.

Con respecto al parque automotor, la gran novedad es la aparición de una monomarca Ford Focus a partir de abril o mayo. Al igual que el Fiesta, el sustituto del Escort es muy común en el automovilismo argentino y brasilero, pero jamás había pisado El Pinar. Para finales de temporada, podría aparecer un Volkswagen Gol NF oficial en la categoría Superturismo. Tampoco debemos olvidar que la Fórmula 3 Sudamericana quiere visitar El Pinar y Piriápolis de la mano de la AUVo.

Con la promesa de correr por fin en Punta del Este, de estrenar el autódromo de Mercedes y de mantener Piriápolis en el calendario, el campeonato podría lograr algo magnífico: bajar la proporción de carreras en El Pinar a un mísero... 60%. Mejor que 100%, seguro.

Chau resistencia, chau cambio de pilotos, chau recarga de combustible. El próximo domingo, el Superturismo probará un nuevo formato de carrera inaugural: 100 km sin pausa y con un único piloto y juego de neumático por máquina. Ya que podremos disfrutar de tanta variedad de escenarios, podríamos alternar formatos de carrera.

Por ejemplo, El Pinar número 4 ("el Potrero") y Piriápolis podrían correrse con tres series de 10 autos y 10 minutos, y una final a 20 autos y 20 minutos. Las carreras de Mercedes y el número 3 de El Pinar podrían hacerse a dos mangas de 30 minutos con puntaje reducido, y suma de tiempos para el puntaje completo y la foto del podio (*2). Los circuitos 6 y 7 no me gustan porque son incorrectamente trabados. Y como el público se merece que los bólidos doblen la Veloz habiendo acelerado desde el Parador, vendría bien experimentar el circuito perimetral de El Pinar (¿número 1?). Al ser tan corto con apenas dos horquillas y un curvón, el espectáculo sería sin dudas inusual y atractivo.

A rezar a San Gonchi, entonces, que este año se cumple una década de su revuelco en el sacacorchos californiano.

(*1: Está largo el nombre, ¿no?)
(*2: Ese mismo formato se podría usar para las 2 Horas de El Pinar.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada