sábado, 30 de octubre de 2010

¡Quién lo diría!: quien no quiere sopa, tres platos

Los urugayos votamos dos veces por mantener vigente la espantosa Ley de Caducidad. Pero muchos no se dan por vencidos y siguen dándole vuelta al tema. El Frente Amplio está tratando de aprobar una ley interpretativa que declara a ciertos artículos como "inaplicables". Para mí, es tratar de limpiar barro con más barro, porque es antijurídico que una ley genere efectos retroactivos que perjudiquen a algunos que ya fueron beneficiados por haberse aplicado una ley, y porque tampoco es potestad del parlamento darle rango de constitución a tratados internacionales aprobados con mayorías simples.

El parlamento tiene todo el derecho a derogar una ley que haya sido defendida por los ciudadanos, y también de aprobar una ley que fue rechazada por los ciudadanos. Claro que es una falta de respeto a nosotros que el Frente Amplio intente hacerlo. Si lo logran, le perderemos el respeto a los mecanismos de democracia directa, los que defendieron a muerte durante décadas.

El colmo de los colmos es que a algunos no les basta con dos plebiscitos: proponen un tercero. Es increíble que a un año de haber votado propongan hacerlo de nuevo. Como dice Pancho Arocena y Schroeder, ¿hasta cuaaando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada