viernes, 8 de agosto de 2008

Marcas que no paran de mejorar: Fiat

Desde que el Panda salió Automóvil Europeo del Año 2004 y que General Motors dejó de mandarse cagadas, la marca italiana de autos Fiat se viene para arriba.

El 500 ganó el premio automóvil Europeo del Año 2008 (entre muchos otros), no le asusta el nivel de ventas del Mini... y tiene terrible pinta. El Punto echó al Polo de la lista de los cinco autos chicos más vendidos en Europa, y es el auto chico no japonés más moderno fabricado en el Mercosur. El Bravo le da mil vueltas desde todos los ángulos a su antecesor Stilo, y se atreve a ofrecer como tope de gama a un naftero de ¡1.4 litros!

No todo es color de rosas: por ejemplo, el transformado Croma no pegó mucho, un poco por su aburridísimo diseño (mejorado en 2007) y otro tanto por publicitarlo como rural en vez de monovolumen. El Linea no se destaca en nada con respecto a sus rivales, y Idea vende aún menos que sus también decepcionantes rivales Fusion, Meriva, Modus, Note, Roomster y 1007;. El Sedici aprovecha que ninguno de sus rivales es europeo, aunque es demasiado parecido a su gemelo nipón SX4. Pero los cuatro modelos estrella de Fiat -Panda, 500, Punto y Bravo- no podrían haber salido mejor.

A Fiat sólo le faltan dos cosas. Una, un todoterreno y/o monovolumen del segmento C, para cubrir el hueco entre el Sedici y el Croma. Y la otra, reemplazar el decrépito Palio/Siena por un auto totalmente nuevo, que el Gol se le está escapando tanto en ventas como en relación precio/calidad. Por otro lado, el Uno y el Ulysse sobran. ¿Qué están esperando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada