martes, 30 de septiembre de 2008

De prototipo a producción

Les presento una comparación de prototipos de automóviles y los modelos de producción de los que se inspiran.

Audi R8 Coupé (2008), Audi Le Mans Quattro (Frankfurt 2003)

Salvo los faros, llantas y espejos, son dos gotas de agua. Por suerte, el R8 tiene el soporte de la matrícula en negro mate.

Audi Shooting Brake (Tokio 2005), Audi TT de segunda generación (2006)

Dejando de lado el hecho de que el TT es un cupé/descapotable y el Shooting Brake un hatchback, ambos autos son idénticos. Es una lástima que la hermosa cola del prototipo jamás se colocó en ningún Audi de producción.

Ford SAV (Sports Activity Vehicle; Ginebra 2005), Ford S-Max (2006)

El SAV es simplemente un S-Max engordado para exhibición. Sin embargo, muchos detalles se mantuvieron, como las branquias y los abultados pasarruedas. Incluso las llantas sobrevivieron al control de costos... claro que ocurre porque se ofrecen con un buen sobrecosto.

Jaguar C-XF (Detroit 2007), Jaguar XF (2008)

La silueta fastback final es bastante menos radical, pero de todas maneras impactante (y dañina para basquetbolistas). El vidrio lateral trasero ganó una sección fija, las manijas de puertas sobrevivieron la limpieza... aunque las llantas permanecieron gigantes. Dato interesante: el XF tiene escrito "Jaguar" en la barrita cromada trasera para que la gente comience a asociar la marca británica a este estilo de diseño agresivo.

Mitsubishi Concept-X (Tokio 2005), Mitsubishi Lancer Evolution X (2008)

Las diferencias son de escala. Parrilla negra trapecial, faros afilados, tomas de aire en el capó, alerón a media altura... lo único realmente distinto son los pasarruedas: redondos en el prototipo, rectanguloides en el modelo final.

Peugeot 407 Elixir (Frankfurt 2003), Peugeot 407 SW (2004)

El Elixir estrenó el maldito pilar C invertido, desarrollado para mantener la zona vidriada lateral apuntando hacia arriba y desastroso para la visibilidad de tres cuartos traseros. El nervio de la cintura no se usó en ningún Peugeot de calle. El gancho cuadrado de los faros traseros del SW fue una macana.

Škoda Roomster Concept (Frankfurt 2003), Škoda Roomster (2006)

Me sorprendió que Škoda se atreviera a vender una auto con semejante escalón entre los vidrios laterales delanteros y los laterales traseros. La zona del parabrisas, pilar A y vidrios laterales es fantástica (aunque con olor a Saab), mientras que el frontal es agradable e idéntico al prototipo.

Volkswagen Voyage de segunda generación (2008), Volkswagen Voyage (maqueta de año desconocido; fuente)

El aspecto general de la versión sedán del Gol NF es sorprendentemente similar a la maqueta. Sin embargo, el cambio de los faros me decepcionó por completo: hubiesen sido los mejores de mundo en un sedán del segmento B. El pilar B lleva apliques oscuros sólo en los niveles de equipamiento más altos (una pena); las manijas de las puertas podrían haber quedado mejor alineadas con el pliegue; y las llantas de 14 pulgadas parecen de juguete.

Volvo XC60 (Detroit 2007), Volvo XC60 (2008)

Nuevamente, los cambios son esencialmente una disminución del extremismo de los rasgos. Me tenía mucha fe que Volvo iba a dejar al todoterreno sin cambios graves, y cumplió. Ahora le falta actualizar al decrépito S60, por ejemplo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada